klsjdajsdhaksjdhasj

Quiénes somos

Rocking Kids irrumpe en la educación infantil rompiendo moldes, brindando a los niños, la posibilidad de vivir su infancia con emoción, haciéndoles “vibrar”, cual guitarrista de rock su público al entonar su primera nota musical.

El poder de la música y la naturaleza, la autenticidad, la fortaleza de carácter, la diversión como canal de aprendizaje, el respeto por los niños, son varios ejemplos de conceptos clave en el proyecto educativo de Rocking Kids. Las distintas cualidades que engloba la raíz “-rock” con sus distintos significados, nos identifica:

Elemento de la naturaleza que evoca los conceptos de fortaleza y libertad, nos ayuda a representar la prioridad en esta etapa educativa: que el niño se desarrolle globalmente y de forma armónica. El respeto por los ritmos naturales de los niños empieza por dejarles gozar de una gran libertad (levantarse cuando así lo deseen, disponer de un gran patio al aire libre para moverse, resolver los conflictos por ellos mismos). La autodisciplina que adquieren les aporta fortaleza de ánimo para conseguir sus propósitos el día de mañana.

Los niños necesitan un entorno lo más parecido a un hogar, que sea tranquilo y que les aporte seguridad. Con este término reivindicamos la teoría del apego seguro. Y es que lo natural es mecer, acurrucar y cogerlo en brazos. El bebé demanda “brazos” como una necesidad vital porque al cogerle se siente querido y su autoestima se va desarrollando.

Evoca autenticidad y vitalidad. El rock aquí apela a la música en general como una de las actividades estrellas de nuestro proyecto. A través de la música, fomentamos el desarrollo de las áreas afectiva, cognitiva y social. Es una de las formas de expresión más potentes del ser humano y está muy presente en nuestro día a día.

Este término coloquial pretende reivindicar la diversión como uno de los canales de aprendizaje más importantes. Un niño que acude a la escuela con alegría porque el ambiente promueve el “buen rollo” será un niño feliz, con sentido del humor, en definitiva, una persona que “mole”.